junio 27, 2010

Escuela Sabatica. Leccion 1, Tercer Trimestre 2010, "Pablo y Roma"

Lección 01: para Julio 3

Pablo y Roma

Sábado 26º de mayo

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Hechos 28:17-31; Romanos 1:7; 15:14, 20:27; Efesios 1; Filipenses 1:12.


PARA MEMORIZAR:

Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo” (Romanos 1:8).

AL ESTUDIAR ROMANOS después de considerar el trasfondo histórico, debemos comenzar con Romanos 1:1 y luego ir avanzando a lo largo del libro, versículo por versículo. Pero como solo tenemos un trimestre para esta carta, hemos sido selectivos, ya que podría tomar mucho tiempo explorarlo. Entonces, solo veremos los capítulos clave que contienen el mensaje bíblico.

Es importante que al estudiar Romanos se comprenda el trasfondo histórico del libro. Sin ello será difícil saber lo que Pablo está diciendo. Pablo le escribe a un grupo específico de cristianos, en un momento y por una razón específica; saberlo nos ayudará grandemente en el estudio.

En nuestra imaginación, retrocedamos en el tiempo, viajemos a Roma, seamos miembros de la iglesia del primer siglo, y escuchemos a Pablo y las palabras que el Espíritu Santo le dio.

Asombra que, aunque fue escrito hace mucho tiempo y en una con-texto muy diferente, el libro tenga mensajes oportunos para nosotros hoy, en cada país y en casi toda situación. Por ello, prestemos atención, con oración, a las palabras escritas aquí y apliquémoslas a nuestra vida.


Domingo 27 de junio

FECHA Y LUGAR

En Romanos 16:1 y 2, Pablo menciona a Febe, quien residía en Cencrea (ubicada cerca del puerto oriental de Corinto, en Grecia) y se cree que en esa ciudad pudo haber escrito la carta a los Romanos.

Conocer el lugar de origen de las epístolas del Nuevo Testamento es bueno para determinar la fecha en que fueron escritas. Como Pablo viajaba mucho, saber dónde escribió nos da un indicio acerca de la fecha.

Pablo estableció la iglesia de Corinto en su segundo viaje misionero, entre los años 49 y 52 d.C. (ver Hechos 18:1-18). En su tercer viaje, del 53 al 58 d.C., él visitó Grecia otra vez (Hechos 20:2, 3), y en ese momento recibió una ofrenda para los santos de Jerusalén (Romanos 15:25, 26). La Epístola a los Romanos fue escrita probablemente a principios del año 58 d.C.

¿Qué otras iglesias importantes había visitado Pablo en su tercer viaje misionero? Hechos 18:23.

____________________________________________________________________________________________________________________________________

Visitando las iglesias de Galacia, Pablo descubrió que durante su ausencia falsos maestros habían convencido a los miembros de someterse a la circuncisión y guardar otros preceptos de la ley de Moisés. Temiendo que sus adversarios pudieran llegar a Roma antes que él, Pablo les escribió una carta (Romanos) para evitar que en esa ciudad sucediera la misma tragedia. Se cree que Gálatas también fue escrita desde Corinto durante los tres meses que Pablo estuvo allí en su tercer viaje misionero.

En su Epístola a los Romanos, Pablo expuso los grandes principios del evangelio. Declaró su posición con respecto a las cuestiones que perturbaban a las iglesias judías y gentiles, y mostró que las esperanzas y promesas que habían pertenecido una vez especialmente a los judíos se ofrecían ahora también a los gentiles” (Hechos de los apóstoles, p. 308).

Por eso es importante, al estudiar cualquier libro de la Biblia, saber por qué fue escrito y cuál era la situación que estaba abordando. Es bueno para nuestra comprensión de Romanos saber cuáles eran las preguntas que agitaban a las iglesias judías y gentiles, y eso será la semana próxima.

¿Qué problemas están agitando a tu iglesia actualmente? ¿Hay más amenazas de afuera o de dentro de la iglesia? ¿Qué lugar ocupas tú en estos debates? ¿Te has detenido a preguntarte cuál es tu lugar, tu posición, y tus actitudes en las luchas que están afrontando? ¿Por qué esta clase de autoexamen es importante?



Lunes 28 de junio

EL TOQUE PERSONAL

Una carta es una cosa, una visita personal es otra. Por esto Pablo, aunque escribió a los romanos, anunció en la carta que tenía la intención de ir a verlos en persona. Quería que ellos supieran que él iría, y por qué.

Lee Romanos 15:20 al 27. ¿Qué razones dio Pablo por no haber visitado Roma anteriormente? ¿Qué lo ayudó a decidirse para ir cuando lo hizo? ¿Cuán centrar era para él su misión, según su razonamiento? ¿Qué podemos aprender acerca de la misión y la testificación de estas palabras de Pablo? ¿Qué punto interesante –e importante– presenta Pablo en el versículo 27, acerca de judíos y gentiles?

__________________________________________________________________

__________________________________________________________________

__________________________________________________________________

El plan misionero a los gentiles sentía constantemente el impulso de llevar el evangelio a regiones no penetradas con anterioridad, dejando a otros la tarea en las áreas donde el evangelio ha se había establecido. En los días en los cuales el cristianismo era joven y los obreros eran pocos, habría sido un desperdicio de valor misionero si Pablo hubiera trabajado en áreas ya penetradas. Él dijo: “Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno”, de modo que “los que nunca han oído de Él, entenderán” (Romanos 15:20, 21).

No era el propósito de Pablo quedarse en Roma. Era su meta ir a evangelizar España. Esperaba recibir el apoyo de los cristianos en Roma para esta empresa.

¿Qué principio importante podemos obtener para nosotros mismos, en relación con el tema de la misión, del hecho de que Pablo procuró ayudar a una iglesia establecida, a fin de evangelizar un área nueva?

_________________________________________________________________________


Lee otra vez los versículos de Romanos 15:20 al 27. Nota cuánto deseaba Pablo servir; es decir, su gran deseo era ministrar y servir. ¿Qué te motiva a ti y a tus actos? ¿Cuánto deseo de servir tienes en tu corazón?



Martes 29 de junio

PABLO LLEGA A ROMA

Lee Hechos 28:16. ¿Qué nos dice este texto acerca de cómo Pablo llegó finalmente a Roma? ¿Qué lección podemos obtener de esto para nosotros mismos acerca de cosas inesperadas y no deseadas que tan a menudo se cruzan en nuestro camino?

________________________________________________________________________________________

La vida puede dar vueltas muy extrañas. Cuán a menudo nuestros planes, aún los que fueron formulados con las mejores intenciones, no salen como lo habíamos esperado. El apóstol Pablo, de hecho, llegó a Roma, pero probablemente no como él había deseado.

Cuando Pablo llegó a Jerusalén después de su tercer viaje misionero, llevando la ofrenda que las congregaciones de Europa y Asia Menor habían dado para los pobres, lo aguardaban eventos inesperados. Fue arrestado y atado con cadenas. Después de haber estado preso en Cesarea durante dos años, apeló a César. Unos tres años después de su arresto, llegó a Roma y (podemos suponer) no de la manera que él deseaba cuando escribió la carta a la iglesia de Roma años antes, contándoles de su intención de visitarlos.

¿Qué nos dicen los siguientes textos acerca del tiempo que estuvo en Roma? Pero, más importante, ¿qué lecciones podemos aprender de esto? Hechos 28:17-31.

__________________________________________________________________ __________________________________________________________________ __________________________________________________________________

No por los discursos de Pablo, sino por sus prisiones, la atención de la corte imperial fue atraída al cristianismo; en calidad de cautivo, rompió las ligaduras que mantenían a muchas almas en la esclavitud del pecado. No solo Esto, sino que, como Pablo declaró: ‘Muchos de los hermanos en el Señor, tomando ánimo con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la Palabra sin temor’ (Filipenses 1:14)” (Hechos de los apóstoles, p. 383.


¿Cuántas veces has experimentado giros inesperados en tu vida que, al fin, resultaron para bien? (ver Filipenses 1:12). ¿Cómo pueden estas experiencias darte fe para confiar en Dios por cosas en que parece no haber nada bueno?



Miércoles 30 de junio

LLAMADOS A SER SANTOS”

Lee en Romanos 1:7 el saludo de Pablo a la iglesia de Roma. ¿Qué principios de verdad, de teología y de fe se pueden extraer de estas palabras? __________________________________________________________________

Amados de Dios. Dios ama al mundo, pero en un sentido especial Dios ama a los que lo han elegido a Él, y han respondido a su amor.

Vemos esto en la esfera humana. Amamos en forma especial a los que nos aman; y tenemos con ellos mutuo afecto. El amor demanda una respuesta. Cuando la respuesta no se produce, el amor se limita.

Llamados a ser santos. En algunas traducciones la frase “a ser” está en cursiva, lo que significa que se han agregado esas palabras, pero si se dejan afuera, el significado sigue intacto. Cuando se las omite, obtenemos la expresión “llamados santos”, o “designados santos”.

Santos es la traducción del griego hágioi, que significa “dedicado”. Un santo es uno que ha sido “puesto aparte” por Dios. Puede tener un largo camino de santificación, pero al elegir a Cristo como el Señor, es un santo en el sentido bíblico del término. Pablo dice que ellos fueron “llamados a ser santos”. ¿Significa esto que algunas personas no son llamadas?

¿De qué manera Efesios 1:4; Hebreos 2:9 y 2 Pedro 3:9 nos ayudan a entender lo que quiere decir Pablo?

__________________________________________________________________ __________________________________________________________________

Las grandes noticias del evangelio son que la muerte de Cristo fue valiosa para todos los seres humanos. Todos son llamados a ser salvos en Él, “a ser santos”, desde la fundación del mundo. El plan original de Dios era que toda la humanidad encontrase salvación en Jesús. El fuego final del infierno debía ser solo para el diablo y sus ángeles (Mateo 25:41). Que algunas personas no aprovechen lo que les ofrece no quita la maravilla del don más que si alguno que está hambriento en un mercado no aprovecha la abundancia que hay allí.

Piensa en esto: aún antes de la fundación del mundo, Dios te llamó para tener salvación en Él. ¿Por qué permitirás que alguna cosa te impida aceptar ese llamado?



Jueves 1º de julio

REPUTACIÓN MUNDIAL

Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo” (Rom. 1:8).

No sabemos cómo se estableció la iglesia en Roma. La tradición de que fue fundada por Pedro o Pablo no tiene base histórica. Tal vez la establecieron algunos conversos del Día de Pentecostés en Jerusalén (Hechos 2) que luego visitaron roma. O tal vez algunos conversos se mudaron a Roma y dieron testimonio de su fe en esta ciudad.

Sorprende que, en unas pocas décadas después de Pentecostés, fuera tan conocida una congregación que parece no haber recibido ninguna visita apostólica. “A pesar de la oposición veinte años después de la crucifixión de Cristo, había una iglesia viva y ferviente en Roma. Esa iglesia era fuerte y fervorosa, y el Señor obraba a favor de ella” (”Comentarios de Elena G. de White”, Comentario bíblico adventista, tomo 6, p. 1067).

Fe”, en Romanos 1:8 probablemente incluye el sentido más amplio de fidelidad, es decir, fidelidad al nuevo estilo de vida que habían descubierto en Cristo.

Lee Romanos 15:14. ¿Cómo describe Pablo aquí a la iglesia de Roma?

Pablo destaca tres aspectos en la experiencia de los cristianos de Roma:

1. “Llenos de bondad”. ¿Diría la gente esto de nuestra propia experiencia? Cuando se asocian con nosotros, ¿es nuestra abundancia de bondad lo que atrae su atención?

2. “Llenos de todo conocimiento”. La Biblia enfatiza la importancia de la información y el conocimiento. Se nos anima a estudiar la biblia y a estar bien informados en cuanto a sus enseñanzas: “’Te daré un corazón nuevo’ quiere decir: ‘Te daré una mente nueva’. Al cambio de corazón acompaña siempre una clara convicción del deber cristiano, y la comprensión de la verdad” (Meditaciones Matinales, 1953, p. 24

3. Que podéis amonestaros los unos a los otros”. Nadie prospera espiritualmente si está aislado de otros creyentes. Debemos animar a otros y, al mismo tiempo, ser animados por otros.

¿Qué ocurre con tu iglesia local? ¿Qué clase de reputación tiene? O, lo que es aún más importante, ¿tiene realmente alguna reputación? ¿Qué te dice tu respuesta acerca de tu iglesia local? ¿Cómo puedes ayudar a mejorar la situación?



Viernes 2 de julio

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Los misterios de la Biblia”, Joyas de los testimonios, tomo 2, p. 311-314; “La salvación ofrecida a los judíos”, Los hechos de los apóstoles, pp. 307-315. También lee el Diccionario bíblico adventista, pp. 971, 1005; y el Comentario bíblico adventista, tomo 6, pp. 463, 464.

Así, aunque aparentemente ajeno a la labor activa, Pablo ejerció más amplia y duradera influencia que si hubiese podido viajar libremente de iglesia en iglesia como en años anteriores. Como preso del Señor, era objeto del más profundo afecto de parte de sus hermanos; y sus palabras, escritas por quien estaba en cautiverio por la causa de Cristo, imponían mayor atención y respeto que cuando él estaba personalmente con ellos” (Los hechos de los apóstoles, pp. 374, 375).

Una de sus más caras esperanzas y acariciados planes era ver firmemente establecida la fe cristiana en la gran capital del mundo conocido. Ya había una iglesia en Roma y el apóstol deseaba obtener la cooperación de sus miembros para la obra que debía hacerse en Italia y otros países. Con el fin de preparar el camino para sus labores entre aquellos hermanos, muchos de los cuales le eran todavía desconocidos, les escribió una carta anunciándoles su propósito de visitar a Roma y su esperanza de enarbolar el estandarte de la cruz en España” (Los hechos de los apóstoles, pp. 307, 308).

El Dios eterno ha trazado la línea de distinción entre el santo y el pecador, entre convertidos y no convertidos. Las dos clases no se mezclan imperceptiblemente como los colores de un arco iris; antes bien, son tan distintas como el mediodía de la medianoche” (Mensajes para los jóvenes, p. 388).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. Medita en la pregunta que hay al final de la sección del jueves. ¿Cómo puede tu clase mejorar la reputación de tu iglesia, si fuera necesario hacerlo?

  2. En la clase, comparte experiencias acerca de cómo una situación que al principio parecía terrible fue capaz de volverse buena. ¿Cómo puedes usar estas experiencias para ayudar a otros que están luchando contra calamidades inesperadas?

  3. Medita más en la idea de que fuimos llamados para tener salvación, aún antes de la fundación del mundo (ver Tito 1:1, 2; 2 Timoteo 1:8, 9). ¿Por qué debe esto ser animador? ¿Qué nos dice esto acerca del amor de Dios por los seres humanos? Entonces, ¿por qué es tan trágico cuando la gente vuelve la espalda a los que se les ha ofrecido con tanta generosidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada